lunes, 11 de diciembre de 2006

IDENTIDAD


... ¿Hay qué abdicar de todo e inventarse cada día,
diluirse cada día, vivir sin historia, sin referentes,
sin pasado, sin cara ... ?
El paseante que se deja llevar sin prisas, sin rumbo,
por las calles de la metrópoli,
ningún sitio en concreto donde ir, sin recuerdos que recordar,
sin pasado, solo presente,
la inmediatez misma de ir caminando por las calles,
no quiere ser encontrado, ni descubierto
e inventa una nueva identidad en cada nuevo paseo.
Sobre la identidad, podría no ser aquello desde lo cual se llega,
sino aquello en lo que uno se convierte;
no es lo que se deja,
sino lo que debe estar esperando en algún lugar del futuro ....

1 comentario:

Isabel dijo...

La vida se reinventa a cada paso que damos,pero nosotros al final dejamos tantas identidades como maneras de recordarnos quedan; así nuestra identidad nos supera en el tiempo...
Un beso.