viernes, 29 de diciembre de 2006

MADRID TIENE MAR (I)

He vuelto a fumar después de treinta y cuatro minutos de haber intentado dejarlo. Has visto que fuerza de voluntad? Yes....La misma que el intento de espera en aquella estación de autobuses.

Era el mes de Abril, todo aguas mil (dice el refrán) y tristeza, menos en Sevilla y tú decidiste abandonar tu feliz ciudad, sacrificar tu camino para coserlo al mío por unas semanas en este caótico asfalto y recurrible lugar.

Y yo te pregunté, por qué lo haces? y tú me respondiste ... por ti... se que me pides ayuda inconscientemente, se leerte en tu alegría, en cada tono de vocal...mal disimulas risas, estás a años luz del significado de la palabra felicidad. Y tenías razón, sentía que la chispa y pasión se me había quedado en una foto de Polaroid.

Caricatué una sonrisa y guardé el teléfono al compás de tu flamenco poema, retorciendo dedos en verónica de tu toreo, hice pase a mis doloridos recuerdos, para cantar saeta de plegaria a este pletórico reencuentro.

Tengo sangre cordobesa en vena, el moreno de mi piel y negro de mis öjos y pelo, me recuerdan que la pasión es mi sino en vida y la palabra amor una simple excusa de reconocimiento a ese patio perdedor, que explota en flores ese mes de Mayo, sin premio. Así blanca y sencilla me compensan con derrotas y mentiras. Efímera.

Te creí, fui a Mendez Alvaro, estación de autobuses y esperé a ese "gato" nocturno que deposita viajeros cerca del kilómetro cero de cualquier experiencia.

23:52 ... tu bus tenía prevista llegada a las 23:30 ... dónde estás? se me sube ceniza de este cigarro encendido sin permiso.

Suena móvil:
- Si?
- Hay luna llena?
- No sé, está nublado
- Pero tú ... cómo te sientes?, se que no necesitas mirar cielo, para saber qué luna hay...
- Creo que estoy, ...perdón, está....Nueva...
- Que poca luz,,, llevaré linterna...
- Pero... dónde estás?
- Se pinchó rueda. Pero el "gato"... pintado de negro... ya va...
- No sé si puedo..
- Poder, qué?
- Reconocerme... Reconocernos...ha pasado mucho tiempo.
- Mira ...espérame.. no se te ocurra a estas alturas... desaparecer...que te veo...
- Lo sé....te espero ... pero aquí hay un hombre que me mira raro...
- Define, "raro" ??¡
- No sé... pues eso .. raro....con cara de querer aullar a la luna.
- Ya estamos en M30 .. tómate un café, no pienses.... besos...
- besos

(continuará)

10 comentarios:

gonzalo dijo...

el mar está en todas partes, incluso aquí en el desierto.

Candela dijo...

Espero la continuación con afan y sí el mar puede estar en cualquier sitio si está dentro de nuestra mente.

Capitán Ahab dijo...

Una historia familiar pero a la vez lejana, espero leer la continuación.

besitos

sortile9io dijo...

Madrid es antónimo de mar.

sofia dijo...

ya te llevaré a verlo

Amor dijo...

Besos, besos, besos. He leído en algún sitio que el 90% de las cosas que hacemos los hombres son para conseguir besos y lo que viene después, y visto sin malos ojos, para conseguir
Amor

El detective amaestrado dijo...

Sabe a sal este relato, sal aún no probada, pero intuída

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

.. Que triste es cuando las personas, que supuestamente se conocen, dudan, aunque solo sea por un momento, si se reconocerán.. ¡muy bonito relato y genialmente escrito!

Hanna dijo...

Silencio por favor...
...quiero oír el mar.
Me quedo esperando la continuación.

Besos y Feliz Año

Prueba dijo...

Prueba