lunes, 12 de marzo de 2007

A TRAVÉS DE TUS ÖJÖS

Ella y él se conocieron por casualidad, o eso parece. Jorge reconocido fotógrafo de moda tenía como objetivo ese día la exuberante cara de una modelo en plena calle céntrica de la ciudad. Julia intentaba parar el tiempo yendo a toda prisa por la acera hasta el turno de trabajo a punto de comenzar, una peluquería en esa misma calle. Se coló en escena sin darse cuenta y el ojo de la cámara de Jorge recogió la naturalidad de movimientos de Julia en cuatro disparos fotográficos. Miradas cómplices de asombro y disculpa. No se olvidaron.

Al día siguiente tras el revelado la oscuridad de la habitación se iluminó con la fotografía de Julia, dejó sólo esta foto colgada, se sentía distraido para seguir trabajando. Mientras cerraba la puerta pensando en el secado, decidió que tenía que cortarse el pelo. Nuestros protagonistas no saben lo poco que es necesario para cambiar unas vidas. Jorge se sienta para el lavado y Julia desde un espejo ve la cara del fotógrafo, se acerca a su compañera de trabajo y con la mirada le dice que ella se encarga. No es consciente de estar provocando al destino para que en ese preciso instante éste diseñe una historia inimaginable, ella solo está disfrutando del juego de sus dedos con su pelo. En su ensoñación no calcula bien la cantidad de jabón, en un segundo él se queda ciego en un molesto picor, salta y puede ver a Julia con su único ojo. Esta vez no pueden evitar unísonas carcajadas, ante la mirada atónita de clientela y personal.

Ha pasado una semana y el balance de esta historia es tan positiva que podíamos tomarla como ejemplo de las palabras eternidad, verdadero, majestuoso, complicidad, magia, voluntad, actitud, horizonte, latido, felicidad... amor, ¿almas gemelas?. Perfecto no me atrevería a decir, puesto que nuestros protagonistas aún después de amarse tanto, siguen siendo humanos y por tanto imperfectos. Jorge es caótico a la hora de ordenar el laboratorio. Julia lleva la curiosidad excesiva hirviendo en sus venas.
Mientras él prepara café, ella pasea a baja luz por la exposición que cuelga en la habitación de revelado, disfruta, se ve en su sonrisa. Jorge avisa de estar listo todo, pero ella no quiere quedarse sin ver esa fotografía que hay sobre una estantería. Asoma una esquina, tira de ella y cae en cascada un líquido sobre sus ojos y el bote sin tapón en su cara. El grito es la banda sonora que acompaña a su última visión, su vida arde. Diagnóstico: ceguera.

Pasan días desesperados hasta la feliz noticia de un donante. Y efectivamente esos ojos son compatibles a ella. Julia recuperará la visión, tras el vendaje está su nueva vida. Después del alta en el hospital va directamente a casa, pero no hay rastro de Jorge. Le busca en lugares comunes, especiales, casuales y vuelve al principio. Aquella plaza donde se encontraron por primera vez. Él está sentado en un banco, toma el sol y sobre ella se lanza un perro lazarillo, tras las gafas oscuras él presiente pero espera. Julia no puede evitarlo aguanta el llanto y desaparece.

16 comentarios:

sofia dijo...

os acordais de aquella película, cómo se titulaba ? "el hombre de rayos X en los ojos"? .. a mi me afectó mucho

Isaias dijo...

Que historia...
Escalofriante.
Se me ha helado la sangre.

JuanMa dijo...

Seguramente, él al donarlos ya sabía que significaba despedirse de ella.
... pero igualmente tenía que hacerlo.
Un beso (virtual).

Pícaro dijo...

:´(

teneis clinex?

Princess Valium dijo...

Mmmmmm....pues sí que estaba enamorado Jorge...Un saludo

kutxi dijo...

Buffff... un fotógrafo ciego por amor!

Mmmmm... ¿Te doy mis ojos?

Por cierto, ¿se puede hacer eso, donar vivo? Es que me he acordado de El sentido de la vida, de los Python... :-D

Hôichi dijo...

valiente historia e irónica por otra parte

besitos niña

sofia niña de tus ojos dijo...

¿quereis ver la foto de la estantería?

magaca dijo...

qué historia más bella y triste y se me ha encogido la tripa!
El principio de uno es el final del otro...

El búho rojo dijo...

Ya lo dice el dicho... el amor es ciego... ahora entiendo por qué...

Preciosa historia.

churra dijo...

Vaya Sofia, que tristeza .No estaba yo como para leer cosas asi hoy .
Besos

snake dijo...

estas muy negativa no entiendo tus historias dime con ellas ¿¿¿¿que nos quieres enseñar????

Juan Cosaco dijo...

Comentario 1: cómo que se va???
Comentario 2: Jorge se pasó... podría n haber ido a medias, cual pareja pirata!
Comentario 3: Has vuelto con ganas, eh? Gracias!

JuanMa dijo...

Yo prefiero no ver la foto de la estantería, Sofía.
Me solidarizo con Jorge: no quiero ver nada...
Un beso.

Anónimo dijo...

A traves de tus ojos... buesquen en la pagina de youtube.com un video que se llama Kiss de
J-intercom es la misma historia... la persona que escribio, la robo del video y eso para mi es plagio y no vale..

sofia dijo...

Soy sólo una contadora de historias Anónimo, respeto tu opinión, pero no la comparto: cuento historias que me pasan a mí, a la vecina del quinto, a un amigo, a mi familia, al que pasa por la calle... reales o inventadas. Por otro lado, me gusta hacer homenajes a películas, música, ... cuadros, libros...etc..del arte, lo que me impresiona, y utilizo mis palabras, mi visión y la comparto con vosotros => contadora de historias, nada más ...es más, ni lo que me ha sucedido y tengo...me pertenece. En cuanto a lo que dices, de "No Vale", no lo entiendo muy bien.