sábado, 17 de mayo de 2008

EN FAMILIA


.
Te empeñaste en darme a conocer entre tu familia y sin tiempo a responder, al día siguiente para comer, me encontré rodeada de veinticuatro. Estaban todos, hasta tu abuela, que no veías desde la primera comunión. Veinticuatro personas en reunión de sabios, la más joven, presumía de haber visto nacer a un dinosaurio. Me aburría entre tanta sordera y lo políticamente correcto. En el protocolario pase de pan, aceite y vinagre. Frívola charla sobre cómo nos conocimos, dónde vamos a vivir o si pensamos tener hijos. Él es un buen partido, comentó tu hermana, mientras clavaba el tenedor en la ensalada. Me miraba y masticaba. Disimulé la caída de servilleta y desabroché mi sandalia para extender mi eterna pierna. Ahí comencé a sonreír. Y me miraste fijamente con un no en tu mirada y comenzaste a sudar cuando mi pie tocó tu tobillo. ¿No te gusta el tomate?, te pregunté. Y me lo pasaste, sin mirar, mientras yo jugaba con tus piernas, haciendo que se abrieran más. Y subí, hasta tu rodilla, mientras tu madre pedía más pan. Paraste mi intención bajo el mantel y apartaste mi impulso caliente con tu mano y el enfado en tus ojos. Aguanté, mis ganas y la risa. Comencé a hablar de Castelldefels y aquellas vacaciones de tequila y top-less. Tu padre, quería que contara más pero nos interrumpió el segundo plato. Más vino, dijo tu hermano. Y volví a subir el pie y de nuevo sentí la rodilla, unos duros muslos, estás mejor desde que sales a correr. Y subí, mientras caía el rojo vino en el cristal. No podíamos dejar de masticar, carne a la brasa. Y subí, mis dedos se volvieron locos. Me dio un fuerte calambre y tu abuela cayó sobre el plato, con un sonoro gemido y una sonrisa en los labios.
.
.

11 comentarios:

haThus dijo...

¿24 personas y solo la abuela se dio cuenta? ¿o es que al resto le daba igual?
Como nos encanta evadirnos de la realidad, creando una nueva para nosotros solos. Cuantos menos seamos los que estemos en ella, mucho mejor.

Besos.

sofia dijo...

Ay Hathus,...las respuestas están bajo la mesa...

besos

p.d. si hubiera tenido 24 pies lo mismo se habrían dado cuenta todos...todo fue un error de cálculo...y está preocupada y avergonzada...aunque la grandmother disfrutara..no transcurre la historia como preguntas...Por no entenderlo, castigado en leer la última frase del relato treinta y tres veces...

snake dijo...

Angustia me entraba cuando me pedian que pinchara Historias de Amor. Ahora que vuelvo a escuchar la cancion entra nostalgia.

Dime que esa historia familiar no ha ocurrido de verdad.

snake dijo...

Dime que no transcurre en Asturias.

sofia dijo...

:D anda vete a dormir...

..te gustaran o no en aquella época era imposible no pisar lugar donde no se escuchara la maldita canción....sé de unos, además, que es "su canción"...

JuanMa dijo...

¿A quién no le ha pasado? :P

(Un error de puntería lo tiene cualquiera...).

Besos.

haThus dijo...

Vaya, cuando uno se convence de que una cosa tiene que pasar, aunque no pase, se hace a la idea de que sí jajaja. Tienes toda la razón. Treinta son pocas veces que debo leerla, eres demasiado benévola conmigo, jajaja. Me siento como la señora del anuncio de TDT jajaja.

Perdona mi falta de atención e ingenuidad.

Besos.

sofia dijo...

jajaja te perdono...lo hago por tu bien, no quiero dentro de poco verte así

El búho rojo dijo...

Yo hubiese escogido a la hermana… hubiese durado más…

No me quedan claros los comentarios, pero eso, ya no sorprende a nadie ¿verdad???

Besos

Iraunsugue_Eternia dijo...

Jajajaja que bueno Sofía, yo esperaba el típico final apoteósico del hombre metiendo un salto acompañado de un gemido, pero mm la abuela jajaja eso no lo esperaba.
Seguro que se fue feliz esa noche a la cama la buena mujer.

sofia dijo...

jaja Buho, siempre tienes el enlace adecuado...parece que lo tenemos ensayado...la hermana? yes, a la próxima comida...te vienes :D ....

NOTA: Todos los personajes y escenas que aparecen aquí son ficticios...cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia..

ETERNIA, ...tienes una risa muy contagiosa...todo por la felicidad de nuestros mayores...