miércoles, 27 de diciembre de 2006

ORDEN - CAOS


Hay días como el de hoy en los que me derrumbo por dentro. Mi aspecto es como el de esas casas que forman patrimonio cultural de un lugar y no pueden tirar la fachada, así que solo tienen la fachada y nada por dentro.

Hoy se me ha caído todo a los pies y el desorden me llega a la altura de las rodillas. Los recuerdos se amontonan sin orden encima de los pensamientos, que a su vez aplastan a los sentimientos. Las sensaciones han desaparecido. Todas menos la Tristeza, que se ha hecho dueña y señora de mi cerebro y domina todas mis acciones, gestos y palabras.

Me he sentado tranquilamente en el sofá y he decidido volver a poner todo este desorden que llevo dentro en su sitio, porque me pesan los pies, se me hinchan y me cuesta andar. Uno a uno he ido colocando pensamientos, recuerdos y sentimientos. Los que ya no me interesaba tener por viejos, por absurdos o por aburridos los he ido dejando en un montoncito aparte encima de la mesa, y así me he ido reconstruyendo por dentro.

La ventana se ha abierto de pronto por un golpe de aire y ha hecho que el montoncito de encima de la mesa saliese volando distribuyendo a su antojo cada cosa por toda la casa. Ahora cuando voy al baño me encuentro aquel viaje que salió tan mal. En la cocina, encima del microondas está mi indecisión esperando el momento de abordarme. El suelo del salón está lleno de las cosas que nunca debería haber dicho. Y en mi cama se han metido los antiguos amores, que se han compinchado y esperan el momento en que me acueste para arrancarme el corazón.

4 comentarios:

Isabel dijo...

Todos tenemos algún lugar especial para sentirnos bien,externo o interno...
Búscalo y date un buen baño de autoestima y satisfacción personal ;el pasado ya pasó.
Mira todo lo que eres en adelante...
Y quiérete por lo que eres,ni por lo que fuiste, ni por lo que serás algun día...
Eres única.Un beso y al traste con el bajón... ;-)

el buho rojo dijo...

Un complejo problema al que podemos intentar poner solución... Estoy de acuerdo con Isabel que el pasado, aunque duela, ya pasó... es como una operación quirúrgica y ahora te estás recuperando... algunas veces, duele y mucho, pero hay mucho por delante, hay mucho por hacer, y ahora que viene un año para estrenar, es el mejor momento de hacer planes... ya sabes, dejar de fumar, aprender inglés, ir al gimnasio, leer un libro, comprar un perro, invitar a café a ese compañero que no se decide, hacer régimen para un día saltártelo, organizar un viaje para ver las casas que están en tu ciudad, buscar sonrisas en la calle, llenarte de aromas de flores... y así hasta un largo etc...
Así pues... levantate del sofá, arréglate un poco, y andando que hay mucho que hacer...

Capitán Ahab dijo...

Las historias forman parte de nuestro ser, ya sean buenas o malas. Pero la importante eres tu, que crezcas.

besitos

Juan Cosaco dijo...

Quizás todo no se haya volado... vuelve al lugar donde recopilaste tu pequeño caos, seguro, seguro que aún queda por ahí algo de lo que ni Pandora se pudo deshacer...
Y las cosas que no se vuelan con un golpe de viento, pueden ser las más importantes...
Salud!