domingo, 21 de enero de 2007

NATURALIDAD


He ido al dentista. Cuando me abren la puerta ya me hace tiritar y salivar más de lo normal. Nace en mi el gran instinto de supervivencia y lo único que me apetece en ese momento es salir corriendo. Sí, llámame cobarde. El odontólogo está hecho de una fibra especial, inigualable a otra profesión. Lo comparo con esas relaciones sadomasoquistas de amo-siervo, donde entra en juego el dolor, la dominación y la humillación. Imposible escapar. Vas porque sabes que te hace bien el fin no el hecho y caes en su cama-movible a la altura que a él le apetezca, mientras te ilumina un foco. No ves su boca, intuyes su respiración, te percatas de su mirada fuera de órbita, ves que disfruta comprobando el límite de abertura de tu cavidad bucal y si eres capaz de resistir a su orden de abre más, abre más, es cuando te enchufa el tubo de líquido o desea engancharte el premolar y tú aguantas, no te quieres ahogar. Anestesia, desde ese ángulo y visto lo visto, cuando te introduce la jeringuilla sabes que puedes aguantar eso, todo y más.

Me ha comentado que tengo unos incisivos laterales muy curiosos, algo afilados, que si no quiero limarlos-enfundar. Le he dicho que no, para mi son rasgos de personalidad, dan un aire vampiresco a mi aspecto. La anestesia empezaba su efecto, cosquilleo en el lado derecho de la cara. El ruido de lo que a mi me parecía una especie de sierra de cara-de-cuero, y sus manos cogiendo algún que otro instrumental puntiagudo, me tensaba. Levanta, enjuaga .-dijo. He cogido el vaso de agua, gárgara espalda a él y antes de que perdiera sentido mi lengua, sentí como los incisivos se alargaron más de lo habitual, me di la vuelta y no pude evitar incrustarme en su cuello, cayendo todo instrumental al suelo, mientras temblaba recorriendo su cuerpo la muerte de mi mordisco. No lo pude evitar, cada uno actúa según su naturaleza.

(Llevo 2 días sin fumar)

Os dejo un vídeo por si mis palabras no fueron claras, a ver quien adivina de qué película es :

23 comentarios:

El detective amaestrado dijo...

Nunca entendí que alguien pueda tener vocación de dentista...No me imagino a un niño soñando con ser eso de mayor.

Isabel dijo...

¿Será que mirar dentro de nuestra boca es como adivinar cómo somos en verdad?
¡La boca dice tanto...!
Saludos Sofia... ;-)

mandarina azul dijo...

Esto... iba a ir al dentista la semana próxima, pero creo que voy a llamar por teléfono para retrasarlo...

Ni idea de qué peli se trata...¿una pista?)

sofia dijo...

xd

pista 1: cae a la Tierra una planta de otro mundo

Mía Moore dijo...

No puedo ver el video, pero sí imaginar lo indefenso que uno se siente con la boca abierta, sin tener muy claro lo que te van a meter en ella.

Besos!

el buho rojo dijo...

La crueldad humana no tiene límites... por mucho de otro mundo que procedan (más pistas, por favor, más pistas para la película... )y es que no sólo es dentista, si no que desafina !!!!

Juan Cosaco dijo...

La Pequeña Casa de los Horrores!!! jajaja
Desde que has empezado a hablar de dentista y sado, me he acordado!!
jajajajaja

Buenísimo!!

sofia dijo...

jajaja premio para Juan:

Una limpieza dental gratuita

nancicomansi dijo...

El martes estuve en uno y mientras esperaba mi turno...escuché el "insoportable" SHHHHHHHHHHHHTSIIIIIIiiiidel torno que emplean para la limpieza...Suerte que sólo era una visita a nivel "informativo" (ya me tocará ir, ya...)por que no se si lo hubiera podido resistir...¡Es como si mil uñas arañasen juntas una pizarra!

allen dijo...

Afortunadamente nunca me han tenido que hacer nada en la boca... Sólo limpiezas... No tengo picaduras...

Por otro lado, me he acordado de una chica a la que conocí hace poco, es dentista... Me hizo gracia conocer el miedo que pueden llegar a tener cuando la visitan...

Juan Cosaco dijo...

No sabes lo que me costó el llevar a mis amigos a verla al cine cuando la estrenaron... se rieron de mi durante 1 año entero...la peli estaba bien, pero para unos quinceañeros a los que les gustaba top gun, fue demasiado. Para ellos, eh? a mi me gustó!

moisesmoya dijo...

Dentistas.. qué miedo! Le diste su merecido a ese sádico. Por cierto la película es "La Casa de los Horrores", un musical que las primeras veces que se emitió lo hizo con canciones traducidas al castellano, con lo que la cagaron y bien.

sofia dijo...

bueno, es Little Shop of Horrors

La pequeña tienda de los horrores, (no casa), pero vale te la voy a dar por válida por aguantar el chaparrón durante 1 año (ay la epoca top gun, recuerdo aquellas cazadoras!)

A Moises Moya, segundo puesto, le ha tocado una cazadora Top Gun

el resto a sufrir al dentista jaja

sofia dijo...

(3 dias sin fumar)

KUTXI dijo...

Hola, pasaba por aquí, me ha atraído el título del blog, la peli me encanta.

Ya ni me acordaba de que existía Little Shop of Horrors, y el caso es que de pequeñajo la veía una y otra vez... qué cosas.

Saludos.

sofia dijo...

hola kutxi, tuve la oportunidad también de ver el musical aqui en madrid, hará 5-6 años, un montaje que no quedó nada mal...
bienvenido :)

Capitán Ahab dijo...

Yo superé el miedo por cojones poque de pequeño tuve que llevar ortodoncia. Ya estoy curado de espanto.
La película no se cual es, verdad de la buena.

besicos

Adulter dijo...

Dan Akroyd en Little Shop of Horrors...

No te lo creerás, pero cuando he empezado a leer tu post, he pensado...voy a You Tube a buscarle el clip de esa peli. :)

pazzos dijo...

Como mandarina voy a posponer la cita con el dentista. Creo que se recrean con su sadismo para despistar y que luego la factura no te duela tanto.

sofia dijo...

recuerdo mi primer beso de amore enganchados a uno de esos aparatos :) besicos

Adulter, otro día hablaré de Toreros


Pazzos/Mandarina...será mejor ir cuanto antes

Juan Cosaco dijo...

quiero mi premio!! jeje

sofia dijo...

ven a buscarlo

M. Imbelecio Delatorre dijo...

Suddenly Seymour...

jeje, una de las pelis de mi infancia.

:) un beso.