martes, 27 de febrero de 2007

SOSPECHAS

He quedado con Rafa. No quiero que sospeches, he tenido el máximo cuidado para no dejar pista alguna. Cuando ha sonado su móvil y con la mirada ha asentido indicándome que eras tú, el corazón me ha dado un vuelco y no sé por qué, he pensado que estaba haciendo algo malo y me he puesto triste. He cerrado los ojos y los he abierto frente a un escaparate. Mientras, nuestro amigo se despedía de ti.
- Tu marido creo que sospecha...
- Sí, debemos darnos prisa, me espera para cenar.
Desde que haces deporte te encuentro tan fuerte, incluso de mejor humor. Con ese pensamiento he llegado a casa sin aliento, aún no estabas, el tiempo justo para ponerme ropa cómoda y hacer la cena antes de tu regreso. Has abierto la puerta mientras echaba las croquetas al aceite. Te has acercado a mi por detrás para besarme y me has soltado un quétal brusco. Me has apretado la muñeca derecha y me has llevado hasta el salón. Tirándome sobre el sofá me has interrogado con el foco de la desconfianza y atemorizada mirada, quéhashechohoy. Me he incorporado, levantado y te he respondido con un, nada. Tu mente se nubló y aún me duele el guantazo en la cara. He ido al dormitorio, he abierto el armario para esconder mejor tu regalo, una raqueta de tenis. Lo compré esta tarde, el sábado es tu cumpleaños.
Se ve que por un momento...

14 comentarios:

Isabel dijo...

Cuando la desconfianza entra por la puerta ,la amistad sale por la ventana,amiga...
Qué malos son los inmaduros celos...!
Un beso.

Juan Cosaco dijo...

Yo doy toda mi confianza, de golpe, sin dudas, sin guardarme nada para mi... como el puente más grande entre dos personas... pero cuando se pierde... el puente cae destruido y es casi imposible volver a levantarlo...

mandarina azul dijo...

Es la excusa que da ella en "Breve encuentro", la compra del regalo de cumpleaños de su marido. Pero en ese caso es sólo eso, una excusa...

Un beso :)

pazzos dijo...

Espero que el final del partido de tenis no acabara con una "muerte súbita".

Hôichi dijo...

Si hay desconfianza malo, y sobretodo si se transforma en violencia, porque nadie pertenece a nadie

besicos

sofia dijo...

pazzos, creo que han quedado a jugar al tiro con arco

Teresa dijo...

A mi, las historias de celos me ponen los pelos de punta. Hace tiempo los pezones también pero ..... me estoy haciendo vieja.

Teresa dijo...

No me puedo creer que haya escrito eso, perdonadme he tenido un pésimo día

hombreconbigote dijo...

Marina Dor ..ciudad de vacaciones dígame...

JuanMa dijo...

Cada vez que lo leo me resulta más inquietante.

Ella desviviéndose por él. Él tratándola fatal. Y ella justificándole.

Adulter dijo...

Bueno ¿y no sería mejor que se la hubiera partido en la cabeza?

(huy, perdón, a veces me dan estos arrebatos de violencia)

Teresa dijo...

Adulter, te has coloreado.

Se te ve mucho mas... luminoso. ¿Será el traje?

Adulter dijo...

Es un traje... de luces. ;)

(por cierto, ese blog privado... ¿será público algún día?)

sofia dijo...

Haré una segunda parte con vuestras propuestas...

Juanma, no te sientas mal, la próxima vez AVISO, no me leas de sopetón...despacio...

Un beso espiral para todos jaja (ay adulter)