jueves, 22 de marzo de 2007

LA LLAMADA

El maldito teléfono esa noche no paraba de sonar. Seis líneas de urgente asistencia telefónica con las que redimir el dolor de solitarios noctámbulos. Ojos dilatados. Linces, especies en extinción. Paranoicos, maniacos en la mayoría de los casos, pendientes de la respuesta exacta de una voz al otro lado del cable espiral antes de pegar un grito o pegarse un tiro. Huérfanos. Preguntas sin sentido, insultos a fantasmas, mil porqués lanzan, no al centro de su ser, ni a la respiración de quien está escuchando, vomitan pasado, escupen al centro del podrido Universo esquizofrénico. Duele vivir. Posesión. Acero. Fuera de control. Desahogo. Calma. En la línea cinco preguntan por mí, perdonad un momento.

La culpabilidad es un callejón sin salida con tu silueta de tiza dibujada en asfalto. Él supera este trance viviendo el anonimato. Asesinato. Se busca en mil personajes de pretérito imperfecto a veces, inventados a ratos, que hicieron o están a punto de hacer la maleta. Él siempre se queda. Ha colgado el teléfono diez veces, me ha jurado que no volverá a llamar. Apego al mas allá. Lobo herido. Acorralado. Cigarro mal apagado, demasiado alcohol en vena. Él siempre se queda. Ha parpadeado en cada luz roja numérica de la noche. No deja de sonar. Lo último que me ha dicho, retumba aún en mi cabeza, ha sido: Ni contigo, ni sin ti.

13 comentarios:

JuanMa dijo...

Siempre cuelgo con la sensación de que no ha valido de nada. Siempre me digo: "No volveré a llamar".
Pero siempre llamo.

Y eso que la respuesta suele ser: "EL número al que llama se encuentra apagado o fuera de cobertura. Inténtelo de nuevo más tarde".

ramon lopez dijo...

El lince y el lobo están en terrible peligro de extinción.
¿Te llamaron?

Por ellos.

El búho rojo dijo...

Si no fuese por lo que creo que es, te diría que en un programa de esos de noche, se hicieron famosos:

a)Móstoles
b)Las empanadillas
c)Martes y trece

Pero...

churra dijo...

Vaya agobio.
Lo peor la frase final , no hay nada mas letal que el ni contigo ni sin ti .Volvera a llamar .
Besos

Teresa dijo...

Yo creo que cambió de número Juanma.

Amor dijo...

¿trabajas en el teléfono de la esperanza?
amor

JuanMa dijo...

Estoy seguro, Teresa. Pero, ¿qué otra cosa puedo hacer?
Y la voz de lata de la compañía telefónica me hace tanta compañía...

Isabel dijo...

¿¿Instrumento para la comunicación o para la incomunicación...??
Maldito teléfono ,a veces lo adoro,a veces lo detesto...
Ni con él,ni sin él...
Un besote.

El Fantasma de la Opera dijo...

¡Asesinato! Alguien exclama, y esa sola palabra se derrama, como una mancha de aceite. El teléfono mata la emoción, pues hasta la menor de las vibraciones de una emoción que nos traiciona se convierte en un chasquido metálico totalmente carente de humanidad. Yo digo, casi grito: Si me odias, si me amas, si me deseas o me detestas... me dan igual las palabras, siempre que se deje sentir tu aliento.

Sintagma in Blue dijo...

Besos insomnes.

Nathalie dijo...

...tienen mis males remedio...

Hôichi dijo...

Buen finde niña, y el teléfono a veces es mejor darle un descanso

yo soy el lobo dijo...

quiero tenerte cerca para oirte mejor