sábado, 9 de diciembre de 2006

El Sueño del Dinosaurio


Soy de espíritu indómito, me enamoro a cada rato con pasiones fulminantes y de corto aliento. A mi el corazón se me contrae con la misma facilidad que se me expande....con ciento ochenta y cuatro big bangs por minuto.

Mi despertar fue un mes de Septiembre, cuando conocí a Roberto, ser del norte. Tras los Picos de Europa, te aseguro que se forman seres borrascosos, pero él, dicharachero, iba contagiando historias de las buenas a las personas que iba encontrando en su camino. Y me tocó. Sus ojos eran la imagen viva de la inocencia, esa que algunos olvidan al cumplir los treinta, de capacidad infinita para atreverse a jugar.

El día que se presentó en mi caótica vida, yo llevaba una camiseta que se ha hecho señal en mi vida. Tiene un dibujo de la Rayuela, no entendí el significado de la misma, hasta pasados unos meses, pero sí sabía por aquel entonces, que fue un juego participe en mi camino, día tras día, porque suelo dar saltos entre la Tierra y el Cielo, según me interese o según la piedra me vaya permitiendo.

- Me llamo Sofía, ilusiones de mi madre .- dije
- Encantado, soy Roberto, quieres que te regale por mi cumpleaños una historia de dinosaurios? .- contestó.
- Tendría que ser yo la que te felicitase y regalase, no ? .- comenté sorprendida.
- No, suelo hacer justo lo que me dicen que no haga .- repuso.
- Vaya ¡¡¡ eres todo un rebelde ...- continué la broma.
- No, solo cuento historias...

Y ahí quedó, como si el resto tuviéramos que adivinarlo, te soltaba tres ingredientes y tú tenías que cocinártelo, de gran agrado, porque el resultado siempre era magnífico. No he conocido mejor jefe de cocina..
(continuará)

5 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Pues que continúe pronto doña Big Bang, hasta ahora promete.

Besos.

Isabel dijo...

Tal vez las ilusiones de tu madre no eran tales ,sino realidades;sigues demostrándolo en cada escrito...
Un beso...

Juan Cosaco dijo...

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba ahí... yo creo en lo "micro" que forma parte y asegura lo "macro".
Salud! (para los sueños)

sofia dijo...

torosalvaje: tu silueta roja me recuerda, no me preguntes por qué ... al violinista sobre el tejado...besos

isabel: con cada comentario tuyo me pongo más colorada que un tomate...beso fuerte

juan: bienvenido ;)... cuando has pronunciado: "cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba ahí", me dio un vuelco el corazón, porque esta historia nació de una persona y de esa frase precisamente...salud ¡ tu cara me suena...

churra dijo...

Eso te pasa pòr ir con la gente que vive en los Picos de Europa(me lo conozco) y por llevar una camiseta en que pone Rayuela, Y por tener secretos
y por que te embobas con historias de dinosaurios.

Besos