martes, 5 de diciembre de 2006

Sortilegio

Me he dado cuenta que escribo sobre toda pequeña idea que se posa en mi cabeza, de cualquier anécdota que me sucede, de eso que me espera en la esquina de enfrente, soy capaz de inventar o adelantarme a acontecimientos, de revivir momentos, sí, me he dado cuenta que puedo transmitir y retransmitirme... pero ahora que caigo en la cuenta, soy incapaz de escribir sobre ti.

Y no es que no me rondes la cabeza, no es que no hayas sucedido, no, desde luego fuiste acontecimiento, más miento que acontecer en ocasiones, más acontecer que mentirme en otras, pero si un importante cimiento para mi casita de papel. No es que no te imagine en la esquina de enfrente, te veo en cada cristal empañado o no y te juro que a cada instante te dibujo en humo, me empeño en revivirte, te perfumo, y guardo todo aquello en lo que fuiste capaz de transformarme, pero no te escribo, soy incapaz.

No sé como vomitarte, a veces pienso que estás muerto dentro de mi. Que algún día aparecerás en algún medio de comunicación como persona desaparecida o brutalmente asesinada y nadie sabrá que donde estás escondido, raptado con solicitud de alta compensación económica-espiritual, enterrado, es dentro de mi...en mis pulmones, porque quiero que sepas que te respiro...., pero es superior a mi, no puedo ponerte letras y dime ahora, como voy a construirte esa que te mereces, maravillosa esquela?

Hoy a las 14:34 horas me he dado cuenta que te me atascas en toda consonante con palo y te clavo en cada hache silenciosa, pero de igual forma te mes escapas en cada ese de serpiente, reptando. Y rezo para que algún día desaparezcas en cada palabra que grite en papel.

2 comentarios:

el buho rojo dijo...

Una vez le dije a alguien: "Daría mi vida por olvidarte... daría mi alma por retenerte"

sofia dijo...

Bienvenido buho ;)
qué desgarro en el entrecomillado