miércoles, 26 de diciembre de 2007

MUTACIÓN


Han llamado a la puerta. Cuando iba hacia la cocina, el café está preparado. Unos nudillos en la madera han inundado de eco la entrada, y me ha sobresaltado el no-timbre. Llevo un mes diciendo que tengo que reparar la electricidad del sonido y esa bombilla de la lampara del dormitorio. También colgar un cuadro en el pasillo, al fondo. El goteo del grifo. Han llamado a la puerta y mi indecisión de tomar café o conocer quién hay al otro lado, me ha hecho tropezar. No han vuelto a llamar, he volcado el líquido negro en la taza. Debo poner una mirilla. He echado el cerrojo. He bebido el amargo y de regreso al salón he escuchado como lloran en la puerta. He abierto. A la altura de mis ojos, no veo a nadie. He bajado la mirada y un canasto con un cachorro de pastor alemán juega psicológicamente conmigo. Se destapa alza sus torpes patas hacia mis rodillas, arañándome la piel. No deja de llorar. Le cojo en mis brazos y sus ojos brillan. Le suelto y corre por el pasillo, abanicando el espacio con su cola. Desliza su cuerpo de apenas dos meses de vida por el parquet, choca contra la pared, se sacude, se sienta y me mira. Cierro la puerta. No trae tarjeta, le pregunto dedóndeviene y tuerce la cabeza. En quince minutos ha aprendido a subirse al sillón, romperme la zapatilla, marcar territorio y a esconderse bajo la cama con mis bragas. Le llamaré Satán. Quiere dormir en la cama, se queda quieto a mis pies, cierra los ojos. Cierro los mios llevándome toda oscuridad. Algo me ha sobresaltado, el despertador marca las cuatro, hay alguien en la cocina. Un hombre desnudo, su piel brilla con gelatinoso líquido. Devora todo lo que tiene mi nevera. En el suelo, su máscara, una gran alfombra de pelo de perro. Ha mutado.

12 comentarios:

JuanMa dijo...

¿Cómo culparle? Sin máscara no hubiera podido entrar...

Besos y aullidos mimosos.

Sofia dijo...

Ahora le estoy enseñando a hacer las tareas domésticas y a cantar el Love me Tender.

¿Estás de acuerdo con esta cadena de evolución?

JuanMa dijo...

Desde luego. Mientras siga moviendo la cola es que vas por buen camino...

Ya ves que soy fácil. Cualquier cadena me gusta.

Un beso.

Brisuón Çafrén dijo...

¿Love me tender?

a ver si ese perro va a ser....

Sofia dijo...

Juanma: Pues a mí los de TeleMadrid, me caen gordos.

Sr.Brisuón: en vez de La Cosa...Cosita, jaja que bicho más simpático.

snake dijo...

Que no le de la luz, no le mojes y que jamás coma después de las 12

MORFEO dijo...

No caigas en la trampa de adoptarlo. Si lo haces te enseñará lo perro que es el hombre cuando vive en compañía.

Guau... digo saludos.

Sofia dijo...

XD Snake, ok tomo nota de tus indicaciones...

Bienvenido MORFEO, alfombra roja...y el aperitivo de la casa: bitterkas y hormigas en el árbol.
-demasiado tarde..he caído-

El búho rojo dijo...

Creo que te ha engañado... seguro que es “Pancho” que se ha hecho la cirugía...

Claro, que me apuesto algo a que más de uno quisiera entrar en tu casa, dormir en tu cama (y como siempre, hasta aquí puedo escribir)

Laika dijo...

Adoptame a mi tambien

kutxi dijo...

¿Satán no es más nombre de gato? A un gato mío le puse Nosferatu.

Los perros no me gustan mucho. Y si se convierten en hombres desnudos que me saquean la nevera ya ni te cuento. :-D

sofia dijo...

imagino :D

qué bueno, Nosferatu .. el día que tenga un gato, le llamaré Spok..